Cladophora aegagrophila
  • Cladophora aegagrophila

Cladophora aegagrophila

3,00 €

Ideal para gambarios.

Cantidad

La cantidad mínima en el pedido de compra para el producto es 3.

  • Security policy (edit with Customer reassurance module) Security policy (edit with Customer reassurance module)
  • Delivery policy (edit with Customer reassurance module) Delivery policy (edit with Customer reassurance module)
  • Return policy (edit with Customer reassurance module) Return policy (edit with Customer reassurance module)

bola de musgo japones para tapizar acuario

Bola de musgo japonés.

 

  • gran consumidora de nitratos
  • muy decorativa
  • se puede tapizar el fondo
  • se puede abrir y atar a un tronco o piedra,
  • también se puede cortar en trozos para que se multiplique
  • restregándola por troncos, con el tiempo aparecen unos brotes muy chulos 
  • siempre verde
  • no necesita cuidados
  • se adapta a cualquier temperatura, tipo de agua, necesita muy poca luz.
  • lucirá bien en cualquier pecera, acuario, gambario, a las gambas les encanta pastar sobre ellas. 

 

 

Esta especie es de origen  japonés su nombre es  Cladophora bola, Lake bola, o bolas de musgo, es una especie de verdes filamentosas algas ( Chlorophyta ) que se encuentran en una serie de lagos en el hemisferio norte. Esta especie de alga posee una forma rara de crecimiento, las mismas crecen en grandes bolas de color verde con un aspecto aterciopelado. Las colonias de las bolas de musgo sólo se sabe que se forman en Islandia ,Escocia , Japón y Estonia .


Fueron descubiertas por primera vez en la década de 1820 en lagos de Austria, y su nombre Marimo fue establecido por un botánico japonés en 1898, Mari significa bola de juego hinchable y Mo es un término genérico para plantas que crecen en el agua.

El Musgo japonés o Cladophora aegagropila se reproduce en cautividad para su uso en la acuariofilia. 

Actualmente este musgo se encuentra protegido en algunos países, como por ejemplo Japón (declarada esta planta tesoro natural en 1921) e Islandia, por haber estado en peligro de extinción. Sin embargo, su mantenimiento en acuario es realmente fácil.

Como curiosidad, en el Lago Akan en Japón estas plantas emergen durante el día y se sumergen durante la noche, como consecuencia del oxígeno que producen, que las hacen más ligeras que el agua por lo que llegan a la superficie.

Se trata de un musgo que en contacto total con el agua forma una bola esférica y muy densa que puede llegar a medir hasta 30 centímetros de diámetro, quedando huecas las de mayor diámetro. 

 


Esta característica le permite desplazarse “rodando” por el fondo o bien flotar en la superficie. 


En los acuarios y estanques, para evitarlo, podemos asegurarla a una roca, tronco u otras plantas acuáticas con hilos.

 

 

 

 

 

El Musgo japonés o Cladophora aegagropila se adapta a cualquier luz para su crecimiento. Este aspecto es interesante en acuarios, ya que no hace falta gastar una fortuna en la factura de luz para mantener este musgo.

Aunque considerada una planta acuática, no es necesario proporcionarle ningún sustrato puesto que no se asienta sobre él de forma permanente.

También como curiosidad ayuda a eliminar las algas del acuario, ya que se alimenta de los nutrientes que requieren estas últimas para sobrevivir. Al final, es la única alga que se mantiene en el acuario como planta. Y se puede mantener con peces e invertebrados, ya que la respetan y no la toman como alimento. Ayuda a clarificar el agua, al mismo tiempo que controla los malos olores. Reduce la acumulación de materia orgánica y otros compuestos (fosfatos, nitritos y nitratos) presentes en el agua que favorecen la proliferación de las antiestéticas algas. Vuelve el agua cristalina y saludable ayudando a crear unas condiciones ideales para los animales y las plantas y facilita el mantenimiento del territorio acuático.

El Musgo japonés o Cladophora aegagropila se multiplica fácilmente. Una forma es dividirla y obtendremos nuevos ejemplares en poco tiempo. Y otra frotándola sobre superficies ásperas como troncos, piedras… ya que los trocitos desprendidos darán lugar a nuevas plantas. 

La calidad de agua preferida es de pH neutro a ligeramente alcalino (6,5 a 8,5) y la temperatura de esta entre los 20 a 28ºC.

 

 

 

Se pueden emplear para que se vea así atándola a una rejilla

 

 Y a las gambas les encantan estar encima de este musgo 

 

 

 

Con un poco de imaginación se puede recrear unos paisajes acuáticos verdaderamente bonitos

 

 

 

 

 

                    Atándola de raíces o troncos. Mirad que bonito queda

 

 

 

Mirar como con unas cuantas rocas y con las 

bolas de musgo japonés que acuario precioso

 

Aun dejándolas en su forma original, en forma de bola, quedan muy bien en el acuario y las gambas están enloquecidas por este musgo.

 

 

 

Otro ejemplo de como se puede emplear el musgo japones

 

 

 

 

Aquí se ve recién atado a una piedra

 

 

 

 

 

También se puede atar a una roca volcánica, mira lo original que queda.

 

Y con el tiempo esto es el resultado

 

 

 

Se puede atar de los cilindros de cerámica que sirven para escondite de la gambitas

De esta forma se ve mucho mas natural

 

 

 

 

 

 

 

Ejemplos de cómo crece la bola de musgo japonés si se restriega en un tronco.

 

 

 

 

 

Mirad como aquí se ha empleado la bola de musgo japonés para hacer la corona del árbol, y que chulo ha quedado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Con las bolas de musgo japonés puedes hacer prácticamente todo en tu acuario, no hay límite, depende de una sola cosa,  

 

TU IMAGINACION

 

 

 

 

 

La bola de musgo japonés se puede emplear para decorar tu salón también en otros modos, si andas mal de espacio, no hace falta que pongas un acuario grande.

 

Mirar que preciosidad se puede hacer y colocar en un espacio muy pequeño